Esta entrada se aleja de los temas educativos que suelo tratar en mi Blog. Sin embargo, ninguna de mis actividades, reflexiones y experiencias verían la luz sin un Plan que define y orienta mi actividad como Formadora y Educadora especializada en Adolescentes.

Haber llegado hasta aquí es posible con mucho esfuerzo y dedicación. Emprender es un proceso de crecimiento personal y profesional que merece mucho la pena. Implica mucho trabajo el descubrir y aprender a gestionar campos absolutamente desconocimos como el del marketing o las redes sociales con fines empresariales, entre otros. Cuando impartes clase te esfuerzas en hacer amenas tus clases (no deja de ser una «venta» de contenidos) y te esfuerzas porque tu alumnado entienda tus explicaciones y te siga… pero emprender requiere de otros aprendizajes y competencias. Un viaje apasionante, sin duda.

Una idea, la idea

Como cualquier proyecto de emprendimiento que se tercie es necesaria una idea. En mi caso ha sido mi propia trayectoria profesional la que me ayudó a definirla. En la mayoría de entidades sociales en las que he trabajado empezaba ocupando el puesto de Maestra y, en poco tiempo, asumía el papel de Coordinadora de dichos Programas Educativos. La realidad es que mi método educativo siempre ha resultado eficaz y mi Saber Hacer, también.

Entonces me decidí a publicar mi método. Con tan buena suerte de que a raíz de lanzarse públicamente gracias a Narcea Ediciones empecé a impartir Charlas y Talleres. Llegada a este punto ¿Cómo no aprovechar «el tirón»?

Aprovechar la oportunidad

Gracias al Área de Emprendimiento de la Federación de Mujeres Progresistas de Madrid empecé a darle forma a este proyecto. Salir de nuestra zona de confort implica incertidumbres así que opté por hacerlo bajo supervisión y muy bien acompañada por Raquel Barras Bermejo, gran profesional del sector a la que siempre estaré agradecida. Así nació Teaching To Fly, un proyecto que tras 3 años de sorpresas, logros y satisfacciones, se ha transformado en www.rebecapalacios.com.

Si estás pensando en emprender o te encuentras en plena vorágine emprendedora espero que puedas disfrutar tu momento. Yo lo hago. Y te cuento cómo en la siguiente entrevista. Ojalá te resulte de interés.

¡Mucha suerte!