Intervenciones Socioeducativas con Adolescentes para Docentes

 

¿Cómo ser un/a buen docente? Seguramente coincidamos en la respuesta. Debemos dominar la materia que impartimos, desarrollar metodologías que motiven al alumnado, ser competentes a nivel tecnológico… y un largo etcétera.

Quiero ser muy sincera contigo. Nuestro Sistema Educativo considera al profesorado como agente de desarrollo curricular. Lo que no siempre nos permite desarrollar adecuadamente otras competencias. La carga burocrática “nos come” y afecta al desempeño y logro de muchos de nuestros objetivos docentes.

¿Cuántas reuniones no te han permitido abordar un conflicto justo en el momento que era conveniente hacerlo? ¿En cuántas ocasiones la preparación de tus sesiones te ha obligado a posponer una tutoría familiar importante? ¿Puedes consultar al departamento de orientación siempre que necesitas materiales específicos para tus clases?

El Profesorado de Secundaria

Además, en la Educación Secundaria la situación puede complicarse porque nuestro alumnado se encuentra en plena adolescencia. Y la realidad es que no siempre conocemos las herramientas que nos permiten responder a las necesidades que nuestro alumnado demanda a un nivel más personal.

Otras veces no disponemos del tiempo suficiente para cumplir con las expectativas que el Sistema demanda en el terreno de lo emocional. Para orientar y acompañar en esta fase de crecimiento personal y social tan relevante también son necesarias herramientas y espacios concretos.

La buena noticia es que conozco muy bien tu realidad y sé cómo ayudarte. Mi experiencia como Maestra, Educadora y Coordinadora de Programas Educativos con adolescentes me ha permitido descubrir de primera mano cuáles son nuestras necesidades y cómo responder ante ellas.

Herramientas de Intervención Socioeducativa para Docentes

Por eso puedo ofrecerte Talleres que te permitan gestionar mejor tus tiempos y alcanzar tus objetivos docentes. Recobrar la ilusión que te permita disfrutar de tu día a día con tu alumnado y tus colegas de profesión. Lo que persiguen estos Talleres es motivarte para que sigas dando lo mejor de ti como docente.

Y mi experiencia me ha servido para definir un método de trabajo que nos permite mejorarnos. Cumplir con tu papel docente y con tu responsabilidad educativa a la vez. Acompañar de manera individualizada a tu alumnado adolescente además de crear alianzas con las familias. 

Convertiremos las sesiones formativas en espacios donde reflexionaremos sobre las causas que pueden llegar a provocar situaciones de conflicto entre nuestro alumnado.

Nos adentraremos en el apasionante mundo adolescente desde una perspectiva más humana y emocional.

Definiremos un modelo educativo que responda a las exigencias que la sociedad, el sistema educativo y la propia adolescencia nos demandan.

Expondremos experiencias y prácticas docentes que enriquecen los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Compartiré contigo pautas que me han permitido acompañar a tantas familias durante el proceso de crecimiento de sus hijos e hijas adolescentes.

Todo ello enmarcado dentro de un método innovador basado en una herramienta, sencilla, realmente eficaz y muy concreta: el Contrato Educativo.

 

Mi intención no es otra que proporcionarte herramientas que mejoren tu acción tutorial individual, grupal o familiar. Que te permitan abordar y resolver los conflictos que puedan surgir en el aula. Mantener un enfoque basado en la educación emocional, las inteligencias múltiples… y mucho más.

El Contrato Educativo para Profesorado

Para lograr todo lo anterior es necesario cambiar algunos parámetros. Como sustituir las normas implícitas por normas explícitas y el control del educador o educadora, por la autonomía del/la alumno/a.

El Contrato Educativo no solo lo permite sino que lo promueve. Como resultado, el proceso de enseñanza-aprendizaje no se limita a la transmisión de información. Contempla además el intercambio de sentimientos, opiniones, necesidades… De esta manera se comparte y se construye el proyecto educativo de manera conjunta.

Pero... estos Contratos ¿Cuentan con una base pedagógica?

La Pedagogía del Contrato surge en los años ochenta para favorecer e impulsar el aprendizaje autónomo del alumnado respetando la diversidad de niveles y ritmos de aprendizaje existentes en el aula.

¿Y no son lo mismo Contrato de Aprendizaje y Contrato Educativo?

El Contrato de Aprendizaje contempla la adquisición de habilidades y de contenidos académicos. Ambos nos permiten alcanzar acuerdos y guiar al alumnado durante su proceso de aprendizaje. Pero el Contrato Educativo va más allá al abordar cuestiones personales, familiares y sociales.