El Contrato Educativo

¿Qué es un Contrato Educativo?

Es un documento que nos va a permitir guiar de manera individualizada a los y las adolescentes durante su proceso de aprendizaje escolar, personal, familiar y social. Esta herramienta nace con un enfoque preventivo y persigue ese desarrollo integral que permita la inclusión real de cada adolescente en su entorno más cercano.

El Contrato Educativo para Profesorado y Tutores/as

Si eres Tutor/a en un Centro Educativo esta herramienta te va a ayudar a estructurar tus tutorías individuales. El Contrato Educativo te servirá de guión para trabajar todas las cuestiones académicas (conductas, atención, técnicas de estudio…) que tu alumnado requiera.

Y te facilitará el abordaje de aquellas cuestiones familiares o sociales que puedan estar favoreciendo o dificultando el proceso de enseñanza-aprendizaje con ese o esa alumna concreta, lo que a su vez te aportará la información necesaria para que las tutorías con las familias resulten más cómodas y fructíferas.

 

w

Habla con una Experta

Si quieres saber más sobre cómo te puede ayudar el Contrato Educativo o cómo implementarlo contacta ahora con Rebeca Palacios.

El Contrato Educativo para Profesionales del Ámbito Social

Si trabajas en Programas del Tercer Sector el Contrato Educativo enriquecerá el diseño de las intervenciones y acompañamientos que los y las adolescentes necesitan durante todos los procesos que las situaciones de vulnerabilidad o exclusión social, sabemos que pueden generar: trastornos de salud mental, hábitos no saludables, conductas antisociales, etc.

El Contrato Educativo para Madres y Padres

Si eres madre o padre de adolescentes el Contrato Educativo te permitirá aprender las estrategias necesarias para negociar y alcanzar acuerdos en relación a las normas, los límites y la creación de vínculos afectivos respetuosos que mejoren la convivencia familiar.

El Contrato Educativo para Jóvenes y Adolescentes

¿Y si eres adolescente? Tú eres la persona que mejor se conoce y quien, en definitiva, vas a realizar la actividad de aprender y madurar, lo que te convierte en el/la verdadera protagonista de esta historia.

Los encuentros que provoca el Contrato Educativo te van a permitir disponer de un espacio propio donde expresar tus necesidades, tus opiniones, tus sentimientos.

Cada  persona somos un mundo y cada realidad también. No existe un manual de instrucciones para crecer y ser feliz. Lo que sí existe es la posibilidad de aprender a disfrutar y transformar tu adolescencia en un camino que merezca la pena ser recorrido.

Sólo tú conoces por qué lo necesitas, sólo yo conozco el cómo hacerlo, sólo falta que decidas cuándo empezamos.

No siempre será fácil pero la buena noticia es que no estarás solo/a. Te ofrezco toda mi formación, mi experiencia y te acompañaré durante todo el proceso. Te apoyaré y guiaré cuando surjan dificultades pero también cuando alcances y celebres tus logros.